DESCUBRE DINAMARCA

Bienvenidos a Dinamarca

En la península antigua de Jutlandia, encontrarás Dinamarca. Un país amplio, antiguo y lleno de historia; destacando entre muchas regiones nórdicas por conservar intactos sus aires del Medioevo. Cuenta con una extensión costera que supera los 7000 kilómetros, distribuida entre aproximadamente 400 islas que son bañadas por el mar del Norte y el mar Báltico.

Sus paisajes están dominados por hermosas bahías de arena blanca, dunas gigantes y acantilados que datan de la era glacial. Además de su belleza natural, la cultura danesa es muy atractiva, puesto que al ser fundada hace más de 1000 años, es uno de los paraísos europeos más interesantes de todos.


Al recorrer sus tierras, podrás respirar la intelectualidad y el arte que caracteriza al pueblo danés. Podrás notar como la idiosincrasia del país es levantada como una bandera de manera orgullosa. La historia, las tradiciones y la gastronomía, son símbolos patrios de este hermoso lugar. Será difícil no enamorarse de Dinamarca, y por eso, te mostramos estos 7 destinos que harán de tu visita, una experiencia inolvidable.


¿Qué debes saber sobre Dinamarca?

  • Moneda: Corona danesa (DKK)
  • Zona horaria: GMT + 1
  • Idioma: Danés
  • Electricidad: 230 V / 50 Hz, clavijas tipo E y K
  • Es un país seguro y en los sitios menos concurridos no son frecuentes los robos, pero en sitios más concurridos tendrás que tener precaución con los carteristas.
  • Los ciudadanos de la Unión Europea no necesitan visado Schengen y la mayoría de los ciudadanos fuera de la Unión Europea tampoco lo necesitan para estancias de 90 días o menos. Para más información sobre visados, consulta aquí.

¿Qué ciudades se destacan en Dinamarca?

PRÓXIMAMENTE


¿Qué ver en Dinamarca?


Los altos acantilados de Tiza Mons Klint

Considerados los más altos de Dinamarca, los acantilados Mons Klint son una reserva natural perfecta para todos los gustos. Están ubicados en la Isla de Mons y formados por roca caliza de color blanco, que les da un aspecto único y extraordinario. Recorrer este territorio será una verdadera aventura, pues podrás explorar un bosque primitivo y virgen, donde distintas especies animales viven libres y los senderos desembocan en las costas del mar Báltico. Además, podrás trepar por los árboles y tomar los caminos altos hechos de cuerda para obtener una vista plena del bosque. Por sus formaciones rocosas que datan de hace 11.000 años podrás encontrar muchas conchas y huesos de especies antiguas. Y en el extremo norte de la zona, podrás visitar el parque Liselund, compuesto de una arquitectura tradicional del siglo XVII que refleja las aldeas de antaño y te hará conocer un poco más sobre cómo vivían las personas en la edad media.



El castillo renacentista de Kronborg

Esta magnífica obra arquitectónica se ubica en el límite de Dinamarca con Suecia. Fue construida como una fortaleza en el año 1420, con el fin de obligar a los buques que entraban en aguas danesas a pagar un peaje. En el año 1585 el Rey Federico II la convirtió en un imponente palacio de estilo renacentista digno de la realeza. Esta construcción es famosa por ser la sede que Shakespeare utilizó para recrear Hamlet. Aún ahora, el castillo de Kronborg se utiliza como sede teatral de la obra, siendo un escenario grandioso por los jardines y salones que lo embellecen. Con una gran vista hacia el mar Báltico y los pasadizos secretos del castillo, podrás trasladarte al pasado dentro de las paredes de roca de Kroborg.



La soleada isla de Bornholm

Al este de la capital danesa y muy cerca de la frontera con Suecia, encontrarás la Isla de Bornholm. Una región llena de paisajes diversos costeros y las gigantescas formaciones rocosas de Hammerknuden, que cuentan con montañas y bosques para explorar. Es una de las islas más bonitas de toda Dinamarca, y además, interesante. Bornholm ha sido considerada como la meca gastronómica del país y en ella, podrás degustar los famosos platos autóctonos del país en sus restaurantes tradicionales. También podrás conocer Svaneke, una ciudadela medieval antigua que te cautivará con una arquitectura que armoniza a la perfección con la modernidad del lugar. Una de las paradas obligatorias en tu camino será el Paradisebakkerne y los parques naturales dispersos por todo su territorio.



El pueblo más antiguo de Dinamarca

Ribe es un pueblo ubicado al suroeste de Jutlandia, famoso por ser el más antiguo del país por su fundación en el siglo VII. En esta pequeña ciudad, fue construido un importante puerto comercial durante la edad media, que sirvió como un asentamiento vikingo. Sus habitantes aún mantienen costumbres de sus antepasados, como la fabricación de zapatos artesanales y el estilo gastronómico de la época. Al pasear por sus calles estrechas, retrocederás en el tiempo entre sus edificios antiguos y fachadas clásicas. También encontrarás la imponente Catedral de Ribe, que es el primer templo católico construido en suelo danés y que, a pesar de sus restauraciones, aún conserva su estilo original. No debes olvidar pasar por la pequeña isla de Mandø y el Parque Nacional Vadehavet, donde podrás avistar miles de aves migratorias en sus llanuras.



Grenen y su mar de dos aguas

En la región de Skagen, dónde se une el Mar del Norte y el Mar Báltico, se asienta el precioso cabo de Grenen. Es un lugar que brilla con luz propia, aún en días nublados, y es el escenario de las mejores postales del mundo. Las bahías de Grenen son muy amplias y diversas, con un lado báltico casi en completa calma en contraste con la zona del mar del Norte. Además de sus playas paradisiacas, las dunas móviles de Rabjerg Mile te impactarán. Es un pequeño desierto de 40 metros que, en la antigüedad, sepultó ciudades enormes, incluyendo la versión original de Skagen, cuyas ruinas aún pueden ser visitadas. En el pequeño pueblo cercano a la playa, podrás visitar el bunker de Skagen, una base militar de la segunda guerra mundial justo al frente del mar.



Parque Nacional Mols Bjerge

En Syddiurs, se encuentra el Parque Nacional Mols Bjerge, una reserva en la que el hielo dio forma a sus hermosos paisajes. Su extensión de 180 kilómetros cuadrados, cuenta con diversos ecosistemas dignos de ser protegidos, con llanuras y bosques que albergan especies de fauna únicas. Los senderos de Mols Bjerge te llevarán a lugares naturales impresionantes y rincones clásicos llenos de historia. Tal es el caso del cementerio de Bregnet, un jardín de recuerdos que vale la pena conocer. Cerca del parque, podrás acceder a las ruinas del Castillo Kaløo, un lugar predilecto para la exploración sin guías ni mapas. Sus pasadizos secretos y terrenos desafiantes, te brindarán una experiencia sencillamente memorable.



El pueblo de Tønder

Tønder es una pequeña ciudad danesa que se encuentra aproximadamente a 5 kilómetros de la frontera con Alemania. Fue fundada en el siglo XII como puerto del pueblo vecino de Mogeltonder y poco a poco fue adquiriendo importancia. Logró convertirse en la primera ciudad comercial del país y sus calles lo conmemoran con la conservación de su estilo antiguo. Por ser una zona fronteriza, su cultura es muy diversa, con festivales tradicionales en cualquier época del año, gastronomía variada y una vida nocturna envidiable. Para el avistamiento de aves o la exploración, te recomendamos el parque Sort Sol y el Tøndermarsken. La cercanía de Tønder con la costa de Frisia lo hace la primera opción de todo viajero local o extranjero.



Ahora que sabes qué ver en Dinamarca, ¿quieres visitar este país? Contáctanos aquí o en las redes sociales y estaremos encantados de ayudarte.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.