LJUBLJANA

Las 10 cosas que debes hacer si visitas Ljubljana

Ljubljana o la pequeña Venecia de los balkanes, es la capital de Eslovenia. Una ciudad muy pequeña, muy coqueta que no puede faltar en tu lista de “lugares que visitar”. El simple hecho de poder visitar la ciudad en un día, si te mueves rápidamente, la hace más encantadora.

En el 2016 fue nombrada Capital Europea Verde y es que una vez que visites Eslovenia podrás comprenderlo, todo es naturaleza y un cuidado del entorno excepcional, por lo que su capital no iba a ser menos. Además, el hecho de no tener ninguna atracción famosa hace que Ljubljana tengo más encanto y sea más natural.

La mayoría de la vida social de la ciudad se desarrolla alrededor del río Ljubljanica, a la altura de su castillo donde coincide con su casco antiguo. A lo largo del río podrás observar la multitud de cafeterías, restaurantes, bares dónde podrás conocer más de la ciudad y empaparte de sus costumbres y el estilo de vida de los locales. El casco antiguo de Liubliana está completamente peatonal, por lo que es perfecto para explorar la ciudad a pie, dándote un paseo.

SPero no pienses que, aunque Ljubljana sea una ciudad pequeña, no tiene nada interesante. Esta ciudad posee mucha historia, tradición, arte y cultura. Por ello no dudes en visitarla, ¡te sorprenderá!

Si entre tus planes está visitar esta ciudad, aquí te dejamos una lista de los 10 lugares que no puedes perderte.

Comenzamos…



Ir al mercado local cómo un local más

En Ljubljana organizan dependiendo del día unos tipos de mercados u otros. El mercado principal con los productos de la zona abre todos los días de la semana menos los domingos, por lo que podrás disfrutar cómo un local más. Pero los mejores días para visitar el mercado son los sábados. Al lado del Mercado, al aire libre, realizan un minimercado de comida recién hecha que son una delicia para nuestros paladares. ¡Sin duda os recomendaríamos que disfrutéis de ese mercado! Dependiendo de la fecha, realizan también diversos mercados cerca del principal, desde mercados de arte, música, cosas de segunda mano, pero si algún día coincides con algo así…es puramente suerte.


Dejarse llevar por el ritmo de Metelkova

Lo que era un cuartel del ejército de Yugoslavia, es ahora, Metelkova. Una zona cultural autónoma, una ciudad dentro de la ciudad, a solo unos minutos a pie del centro de la ciudad de Ljubljana. Lo que hace este lugar encantador es su propia vibración, paredes cubiertas por arte callejero urbano y edificios extraños con ventanas y barrotes. Es raro, pero de una manera extraña ya que es un lugar para todos. Es donde los artistas, diseñadores, punks, hippies, ocupantes ilegales y estudiantes pasan el rato juntos. El ambiente creativo crea un ambiente relajado donde a nadie le importa cómo se ve o de dónde es. De día es muy tranquilo y visualmente fascinante, pero cuando el sol se pone, Metelkova realmente vive teniendo la mejor vida nocturna de la ciudad. Este rincón es el lugar perfecto de cualquier viajero que ama la cultura y vida alternativa.




Descubrir el casco antiguo de la ciudad

Pocos barrios urbanos seducen a los viajeros con la misma fuerza que el casco antiguo de Ljubljana. En el momento en que pongas un pie en el casco antiguo, estarás enganchado. Por lo que date un paseo por las calles ordenadas, los callejones estrechos y a lo largo del río Ljubljanica, un río con un pasado histórico, que oculta en sus profundidades artefactos de los romanos y celtas. La mejor manera de experimentar el casco antiguo de Ljubljana es simplemente vagar sin ningún tipo de plan.


Visitar las ruinas romanas de Ljubljana

Hace 2000 años atrás, existía un asentamiento romano llamado Emona donde se haya hoy en día Ljubljana. Este antiguo asentamiento romano dejó su marca en forma de ruinas bien conservadas ubicadas en el plano original del asentamiento de 435 m por 523 m. Hoy en día, la ciudad dispone de un recorrido Romano con el que podrás descubrir el misterioso patrimonio de la antigua ciudad, pasando por 10 sitios importantes ubicados en el centro de la ciudad moderna. También, para celebrar el épico hecho del asentamiento la ciudad de Ljubljana organiza durante el mes de agosto un programa de eventos y exposiciones a través de la ciudad en forma de agradecimiento por las ruinas dejadas.




Disfrutar de un restaurante de época

Antiguas posadas de la época siguen siendo restaurantes en la ciudad de Ljubljana, no son muchos los restaurantes que quedan, pero hay que encontrarlos para vuestra sorpresa…así tendrá más encanto y más sabor la comida. Si te encuentras con un restaurante así, es el lugar al que acudir para conseguir los mejores platos locales. No olvidéis probar ćevapčići con la salsa de ajvar y como postre prekmurska gibanica.


Observar la ciudad desde su punto más alto

Desde la terraza de un increíble edificio construido entre las dos guerras mundiales, ofrece una de las vistas más hermosas de Ljubljana que se abren en todas direcciones en 360 grados. Este punto se encuentra en la cafetería de Nebotičnik, donde podemos tomarnos una café o incluso comer algo a un módico precio disfrutando de unas vistas únicas de la ciudad.




Echarse la siesta en el Parque Tívoli

El Parque Tivoli es probablemente uno de los parques más hermosos de Europa. Este parque conectado con el centro de la ciudad ofrece muchas actividades en verano y también en invierno. Por ello, no hay qe dudar en darse un paseo por el parque, admirar la naturaleza y disfrutar del momento. En el camino, no se sorprendas si alguna ardilla se cruza en tu camino, están casi domesticadas. Además de darse un paseo, es perfecto para realizar un picnic o simplemente relajarse por la tarde con una siesta. En el caso de ser un apasionado por las artes, dentro del parque se encuentra el Centro Internacional de Artes Gráficas de Eslovenia dónde organizan exposiciones y eventos a menudo para tu disfrute.


Subir la colina donde se encuentra el castillo

El castillo de Ljubljana se encuentra en la cima de una colina situada en el centro de la ciudad. En este castillo nunca hubo ningún rey o emperador que viviera allí, la función de este castillo fue de cárcel en el pasado. Es verdad que no hay mucho que hacer, pero tiene una de las mejores vistas de la ciudad, por lo que no dudéis en pasar un rato desde este punto. Para subir hasta el castillo puedes usar el funicular o hacerlo a pie que no lleva más de 10/15 minutos hacerlo. Una vez arriba, podrás entrar en el castillo gratis, aunque si quieres subir a la torre para ver la ciudad desde el punto más alto del castillo, deberás pagar una entrada simbólica. Una vez allí, podrás ver también desde la distancia al río Sava y los Alpes Kamnik.




Cruzar el puente de los dragones y de Šuštarski

Ljubljana es la pequeña Venecia de los balkanes y es por la cantidad de puentes que tiene por el centro de la ciudad. Puentes como el de los dragones o el puente de Šuštarski son los típicos de la ciudad. Por ello no puedes irte sin verlos y menos sin cruzarlos. El dragón es el símbolo de la ciudad y es que la leyenda cuenta que el héroe griego Jason y sus compañeros, los Argonautas, descubrieron Ljubljana. Los argonautas se detuvieron en un gran lago cerca de la ciudad actual para desmontar su bote y transportarlo por tierra seca, cuando se encontraron con un dragón en el agua. Ellos, por supuesto, derrotaron al dragón, y el dragón se escondió en la montaña donde se encuentra el castillo de la ciudad. Este símbolo está marcado a fuego hasta en la cerveza que se elabora en la ciudad, llamada Union, que os invito a probarla.


Contemplar la vida local en la Plaza de Preseren

La Plaza de Preseren es la famosa plaza que sale en todas las fotos de Ljubljana con la iglesia rosa, una iglesia católica regida por los franciscanos. Esta plaza tiene un sentido claro y es dar agradecimiento en forma de monumento al poeta nacional, France Prešeren, junto con su musa en topless. Aunque, nadie está realmente seguro de por qué está en topless, ¡o por qué esa estatua fue puesta directamente frente a una iglesia católica! Hay mucha historia que cuentan que los sacerdotes la cubrían cada noche, hasta que la ciudad finalmente plantó árboles para bloquear la vista. Este rincón, es el epicentro de la ciudad, dónde podrás ver la vida local de a su paso por el famoso triple puente.



Esta es nuestra lista TOP 10 que no debes perderte de Ljubljana.

Si crees que falta algo en la lista, no olvides escribirnos, estamos encantados de escucharos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.