TALLIN

Las 10 cosas que hacer en tu viaje a Tallin

Tallin es una de las ciudades históricamente más importantes del norte de Europa y actualmente es la capital de la República de Estonia con uno de los puertos más relevantes de la zona por su posición estratégica. Se encuentra ubicada al norte del país cerca del Golfo de Finlandia.

Durante su larga historia ha estado bajo el control de muchos Imperios, desde que la ciudad fue tomada por los daneses, bajo poder alemán y también bajo el control de los rusos hasta 1991 que Estonia se independizó y se estableció como capital de la República de Estonia.

Tallin, capital de Estonia

Si estás considerando conocer esta joya del Mar Báltico, te contaremos nuestros 10 lugares y secretos que no puedes perderte de la ciudad. Así puedes comenzar a planificar tu próximo viaje a Tallin.

Estas son las 10 + 1 cosas que no puedes perderte de esta ciudad



Sumergirte en casco histórico por Viru Gate en Tallin, Estonia

Sumergirte en casco histórico por Viru Gate

Viru Gate es una estructura construida durante el siglo XIV, situada al este de la muralla de la antigua ciudad. La primera impresión que te llevarás al visitar este lugar, es que te encuentras en la entrada de un antiguo castillo medieval puesto que sus calles están revestidas de piedras. Al adentrarte en él, encontrarás gran cantidad de comercios y en especial de comida, gastronomía de la zona e internacional. También suelen pasearse carros con caballos, para darle ese toque medieval por lo que sin duda pasear por el casco histórico de Viru Gate es una experiencia que debes vivir.


Conocer el Museo al aire libre de Estonia

El museo en sí, es la representación de una villa pesquera de entre los siglos XVIII y XIX que incluye de hecho algunas estructuras representativas y originales de esta época. Durante el paseo por este museo podrás encontrar edificaciones como molinos, una posada, una iglesia, corrales, una taberna y una escuela de la época. Puedes ingresar a él en cualquier temporada del año. Sin duda es una opción ideal para quienes les gusta senderos bordeados por árboles y vegetación, mientras se reconecta con la naturaleza.


Conocer el Museo al aire libre de Estonia en Tallin



Visitar el Castillo de Toompea en Tallin, Estonia

Visitar el Castillo de Toompea

El castillo de Toompea es una fortaleza que data del siglo XIII, cuando Estonia se encontraba bajo el dominio danés. Esta fortaleza fue edificada sobre una colina de piedra caliza. Vestida de blanco y rosa, es un lugar muy llamativo visualmente y hoy en día es la sede del parlamento, así como de algunas embajadas. No puedes visitar Estonia si conocer esta majestuosa estructura que representa su soberanía como país y que es una insignia de Tallin.


Vivir la vida local en el barrio de Kalamaja

Su nombre significa barrio de pescadores y es una zona rica en historia, debido a que es uno de los barrios más antiguos de Tallin. En sus tranquilas calles apreciarás impresionantes casas y estructuras que son originarias del siglo XIX y principios del XX. Podrás disfrutar de la gastronomía de la zona y de también un amplio repertorio de locales comerciales, galerías y teatros. El norte de Kalamaja la sección más importante tendrás lugares emblemáticos como el cementerio de Kalamaja y el Linnahall,


Vivir la vida local en el barrio de Kalamaja en Tallin, Estonia



Disfrutar de la belleza de la catedral ortodoxa de Alexander Nevski en Tallin, Estonia

Disfrutar de la belleza de la catedral ortodoxa de Alexander Nevski

En el centro histórico de Tallin, se erige una majestuosa obra de arte, la catedral ortodoxa de Alexander Nevski. Esta estructura fue construida durante el periodo de control ruso sobre Estonia y fue bautizada con el nombre de Alexander Nevski por su victoria en el lago de Peipus en 1242. Toda la estructura está impregnada de detalles únicos que la dotaron de lo necesario para ser considerada Patrimonio de la Humanidad en 1997 por la Unesco. Años antes, en 1924 las autoridades de Estonia ordenaron demoler la catedral pues los estonios consideraban que representaba un símbolo de la dominación rusa, pero por fortuna, esta obra arquitectónica fue restaurada.


¡SUSCRIBETE AHORA!


Únete a nuestra lista de correos ahora para tener acceso a nuestro contenido más exclusivo






Recorrer la muralla que rodea la ciudad

Rodeando la ciudad de Tallin, se encuentra una muralla construida entre los siglos XIII y XVI. Anteriormente contaba con 35 torres, hoy en día solo 25 siguen en pie y pueden verse desde cualquier parte de la ciudad, así como desde el mar. Actualmente existe una extensión de 2 kilómetros de la muralla original y el recorrido comienza descendiendo desde Toompea. Durante el recorrido podrás encontrar la torre Neitsitorn conocida como torre de la doncella, corredores y pasajes llenos de historia. También podrás ver la torre más famosa que es la Kiek in de Kök cuya altura es de 45 metros y permite ver toda la ciudad. Sin duda, esta muralla te transportará a los años medievales de Tallin.


Recorrer la muralla que rodea la ciudad de Tallin en Estonia



Descansar en el mirador de Kohtuotsa en Tallin, Estonia

Descansar en el mirador de Kohtuotsa

La ciudad de Tallin parece sacada de un cuento medieval la verdad. Recorrer sus calles sin duda es una experiencia única, pero otra manera de disfrutar de la ciudad es desde el mirador de Kohtuotsa. Cuenta la leyenda que este mirador lo construyó Linda, la viuda del héroe estonio Kalev, en su memoria. Desde aquí, podrás observar cómo se unen la ciudad de tejados rojos, campanarios e historia, con la ciudad de edificaciones modernas. Dos mundos en un solo lugar y el mar en su horizonte. Pese a que es muy transitado este mirador, tendrás la posibilidad de sacar muy buenas fotos de la zona.


Ver las antiguas celdas de la KGB

Estas estructuras fueron construidas en 1912 y se utilizaron hasta el año 1950. Se encuentran ubicadas en el casco histórico de Tallin y están constituidas por 6 celdas de prisión y una de tortura, unidas en un sótano de dos corredores. Este recinto aún representa la opresión soviética en Estonia y era utilizado para interrogar y torturar a los enemigos, antes de ser ejecutados o trasladados a campos de trabajo. Puedes acceder ahora para conocer más de su historia y el recorrido tiene una duración aproximada de 40 minutos. Por un importe extra puedes recibir una visita guiada dentro de las instalaciones.


Ver las antiguas celdas de la KGB de Tallin en Estonia



Volver al pasado en el Palacio Kadriorg de Tallin en Estonia

Volver al pasado en el Palacio Kadriorg

El palacio de Kadriorg se encuentra a minutos del casco histórico de Tallin, fue construido en el siglo XVIII y su nombre original es Catherintethal como homenaje a Catalina I de Rusia, sin embargo, para el siglo XX se le dio su nombre estonio y actual (Kadriorg). Esta joya arquitectónica está inspirada en los palacios renacentistas italianos y se encuentra bordeada por jardines perfectamente diseñados. Todo su interior es una obra de diseño perfectamente implementado, las paredes, los techos altos, contienen esculturas y pinturas, así que, si eres amante del arte, este lugar no puede faltar en tu viaje.


Descubrir la prisión de Patarei

Si lo tuyo son los sitios abandonados y las atmosferas de suspense, entonces debes conocer la prisión de Pararei. Su construcción fue ordenada por el Zar Nicolás I en el siglo XIX y originalmente estaba destinada a ser una fortaleza marítima, aunque después de la primera guerra mundial se le dio el uso de prisión debido a que Tallin no tenía una propia. Durante años fue utilizada como una prisión de alta seguridad, que logró albergar a miles de personas hasta el año 2005. Actualmente el mantenimiento de esta estructura carcelaria es mínimo y donde la humedad, el desorden y la sensación asfixiante es su principal atractivo.


Descubrir la prisión de Patarei en Tallin, Estonia



Escaparte al Parque Nacional de Lahemaa en Estonia

Escaparte al Parque Nacional de Lahemaa

El parque Nacional Lahemaa se estableció en el año 1971 como el primer Parque Nacional perteneciente a la Unión Soviética y cuenta con una superficie de 792 Kilómetros cuadrados que abarcan tanto mar como tierra firme. Dentro del parque podrás reconectarte con la naturaleza y vivir una experiencia de relajación, entre sus senderos llenos de aire puro y paisajes exuberantes.


Estos son los 10 + 1 que no puedes perderte de Tallin, ¿quieres visitarla? Contáctanos aquí o en las redes sociales y estaremos encantados de ayudarte.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.