MARSELLA

Las 10 cosas que debes hacer si visitas Marsella

Fundada por marineros griegos alrededor del año 600 a. C., capturada por los romanos en 49 a. C. y revivida por los condes de Provenza en el siglo X, Marsella siempre ha sido un punto importante y estratégico en Europa.

Hoy en día, es la segunda ciudad más grande de Francia y cuenta con uno de los puertos más importante del Mar Mediterráneo. Donde a pesar de los años, se puede ver cómo siguen llegando las capturas del día y son llevadas a los muchos bares y restaurantes del puerto. La comida y la bebida es la base fundamental del estilo de vida de Marsella y podrás encontrarás multitud de lugares donde poder saborear las delicias locales. Además, Marsella es una ciudad multicultural de lo cual se enorgullece contando con diversas oportunidades de cocina y cultura caribeña, norteafricana e italiana.

A parte de su gastronomía y su cultura multicultural, Marsella cuenta con unas playas y un entorno natural increíble. Si bien las temperaturas y el viento puede condicionar y variar según las zonas, tendrás multitud de playas para elegir que no te aburrirás.

De Marsella podrás escuchar fácilmente varios comentarios negativos por su suciedad o por peligrosidad, pero una vez que llegues a la ciudad te sorprenderás por la vida que tiene y por la gran cantidad de secretos e historias que esconde. Por ello, no dudes en visitar esta ciudad.

Si entre tus planes está visitar Marsella, aquí te dejamos una lista de los 10 lugares que no puedes perderte.

Comenzamos…



Dejarse llevar en el “Vieux Port”

El corazón y centro neurálgico de Marsella a través de los siglos, su antiguo puerto, conocido en francés como el “Vieux Port”. Este punto es fundamental para todos los habitantes de Marsella donde los barcos de pesca y los yates en el mismo muelle hacen alusión a los contrastantes que hay en la ciudad. La identidad también cambia a lo largo del día, durante la mañana tiene un ambiente mediterráneo, con la llegada de las pescas del día y durante la tarde el puerto se transforma en un ambiente carnavalesco con multitudes de persona y un gran bullicio.


Subir hasta la Basílica de Notre-Dame de la Garde

La Basílica de Notre Dame es el emblema de Marsella, un símbolo adorado por los Marselleses. Sus extraordinarias vistas de la ciudad, su arquitectura y sus impresionantes estatuas atraen a millones de curiosos cada año. ¿Tú no vas a querer verla? Su historia comenzó en el siglo XIII, cuando se construyó una pequeña capilla dedicada a la Virgen en la cima de la colina y los marineros de Marsella que sobrevivían a los naufragios hicieron del lugar su principal iglesia de oración. Siglos tras siglos, se ha ido ampliando para dar la bienvenida a multitud de peregrinos. Pero lo que hace que la basílica sea tan popular es la impresionante estatua de la Virgen María, erigida en 1869. La estatua está hecha de bronce y tiene casi 10 metros de altura y 10 000 kg. ¡Algo que impresiona! Para subir hasta aquí, te recomendamos coger el autobús número 60 porque si no, tendrás una caminata bastante dura de media hora hasta llegar a la cima.




Disfrutar del Parque Nacional de Les Calanques

Solo a unos pocos minutos de Marsella podrás encontrar el Parque Nacional de Les Calanques, una verdadera joya del sur de Europa que no podrás dejar pasar. Les Calanques son una serie de formaciones de dolomita y piedra caliza que recorre la costa mediterránea de la zona. Un lugar perfecto para sumergirse en la naturaleza y entre aguas cristalinas de ensueño. Aprovechando la visita al Parque Nacional de Les Calanques, déjate llevar y visita el pueblo costero de Cassis, te encantará. Cuando la visites, lleva suficiente agua y comida para pasar un largo día de caminata y de baño en las increíbles aguas. ¡Antes de ir, revisa el estado del viento, ya que es posible que algunos días de verano el parque esté cerrado!


Perderse en la parte antigua de la ciudad “Le Panier”

Visitar Marsella sin ir al barrio de “Le Panier” sería una pena, ya que es una visita obligada. La imagen de estas calles empinadas que suben la colina a veces con pendientes pronunciadas como escaleras, es única en la ciudad. Las murallas antiguas del barrio ahora están destruidas, pero el distrito de Le Panier ha conservado su atmósfera única. Tres lugares típicos y amigables dan un poco de aire a esta zona, la famosa Place de Lenche, el Linciu y pequeña plaza de Loreto. Cuando hayais terminado la visita por el barrio, os recomendamos aprovechar estar por la zona y visitar el MuCEM. El Museo de las Civilizaciones de Europa y del Mediterráneo abarca dos edificios modernistas que albergan sus galerías y exposiciones y también los edificios revitalizados del Fort Saint-Jean uniendo lo nuevo y lo viejo de Marsella. Un lugar que te enamorará sin duda y que es gratuito el primer domingo de cada mes.




Sumergirse en el arte urbano de Cours Julien

Encaramado sobre el distrito 6 de la ciudad, encontramos el barrio de Cours Julien, un barrio completamente absorbido por el arte callejero y la cultura alternativa. Esta parte de Marsella es una obra de arte. Cada centímetro de cualquier pared y de cualquier tienda está cubierto de arte callejero que es realmente precioso. Aquí encontrarás algunos de los bares y restaurantes más populares del mundo, un bullicio en la comunidad particular, mercados semanales, música en vivo y un ambiente cautivador que te enamorará ya que es la parte más viva y fresca de Marsella. Y por favor, no te vayas sin bajar por las escaleras de Cours Julien, la sorpresa es asegurada. Pero cuidado cuando visites la zona, usa el sentido común y estate consciente en los alrededores.


Recorrer las islas de la costa marsellesa

A solo un paseo de 20 minutos en barco encontramos una parada obligatoria de la ciudad, la Isla de If. Aquí podrás ver el imperioso Château d'If, inmortalizado por el uso que Dumas hizo de él en El Conde de Montecristo. Este castillo fue una antigua prisión, de las más famosas de Europa y fue el lugar de descanso final para muchos enemigos reales desde 1580 hasta 1871. Desde la isla, también puede disfrutar de excelentes vistas de la ciudad. Desde el viejo puerto, se puede elegir visitar solo la isla de If, o también incluir un viaje a la isla de Friou. Un área natural protegida popular entre los excursionistas y las personas que buscan disfrutar de sus dos pequeñas playas. En esta isla encontrarás puntos particulares como el Fort de Ratonneau o la grutte arc-en-ciel.




Disfrutar de una tarde de petanca y un vasito de pastís

No puedes visitar Marsella e irte sin jugar a la petanca, el juego local de la ciudad en el que juegan tanto grandes y pequeños. La petanca es en esta zona una actividad divertida que combina el apoyo en equipo y la competitividad. En el sur de Francia usan este juego para cualquier ocasión. Puedes apuntarte a un torneo de los varios que hay y disfrutarlo pasando un buen rato, pero no olvides jugar sin a un vasito de pastís. Esto hará que te sientas como uno más de la ciudad y podrás decir que has visitado Marsella. El pastís es lo que se conoce en castellano como anís, si ves que está muy fuerte, puedes rebajarlo con agua.


No dejarte engañar por la famosa Bouillabaisse

La Bouillabaisse es un guiso de pescado original de la ciudad de Marsella. Nombrar este plato, es nombrar Marsella. Por lo que en general todo turista que llega a la ciudad lo prueba a un precio bastante alto. Pero la verdad, que no merece la pena pagar los precios que piden, ya que la calidad deja bastante que desear en la mayoría de los restaurantes. En Marsella podrás encontrar bastantes delicias del país a un precio más razonable, pero no te engañes con la Bouillabaisse. De todas formas, si quieres probarla si o si, puedes compartir el bol, será más barato claro.




Disfrutar de un paseo por el Parque de Borély

El parque Borély es el parque más popular de Marsella, ubicado cerca de las playas del Prado y la Corniche, ofrece un descanso muy agradecido en una ciudad tan caótica como es Marsella. Con grandes caminos y rincones escondidos, es el lugar perfecto para hacer deporte o hacer un buen picnic de primavera si no te apetece hacerlo en la playa. Pero lo que le hace particular a este parque es que ofrece; un gran jardín inglés, un jardín francés, un jardín de rosas y el famoso jardín botánico. El jardín botánico del parque Borély está dividido en diferentes espacios para un jardín chino tradicional, un jardín japonés y un jardín repleto de plantas medicinales. Además, en el corazón del parque se alza el castillo de Borély, por ello, este parque es un rincón especial de la ciudad que no puedes olvidarte de visitar.


Probar de todo en el mercado de Noailles

El mercado de Noailles es un mercado abarrotado, caótico y alegre entre calles estrechas justo al lado del viejo puerto. Un lugar que resume perfectamente a la ciudad de Marsella y no puedes perdértelo. Cuando entres, te enfrentarás instantáneamente con una sobrecarga sensorial de diferentes culturas donde podrás encontrar y comprar todo tipo de delicias frescas. Además, cuando baje el sol, el mercado de productos frescos se transforma en un mercado de segunda mano, donde podrás encontrar ofertas irresistibles de la gente local.




Ver la cascada de Aygalades

Aunque parezca increíble, al norte de la ciudad de Marsella, se encuentra localizada la cascada de Aygalades que no puedes dejar pasar por alto. La cascada fue en el siglo XIX el refugio de la burguesía de Marsella que venía a refrescarse lejos del centro de la ciudad. Este lugar estaba bajo la propiedad del Château des Aygalades, que fue demolido en la década de 1940 durante la construcción de la autopista A7. Esto hizo que quedara la cascada a un lado oculta, pero en la actualidad, una asociación del distrito ha luchado para revivir el lugar y se puede visitar el primer domingo de cada mes. ¡No te lo pierdas!


Esta es nuestra lista TOP 10+1 que no debes perderte de Marsella.

Si crees que falta algo en la lista, no olvides escribirnos, estamos encantados de escucharos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.