OPORTO

Las 10 cosas que hacer en tu viaje a Oporto

Oporto es la segunda ciudad más grande de Portugal, después de Lisboa y está en las orillas del río Duero y el Océano Atlántico. Es la ciudad de los puentes y de las colinas, que destacan en la desembocadura del río. El centro histórico de Oporto está declarado Patrimonio de la Humanidad y sus callejuelas son románticas.

Para un viaje en el que quieras caminar calles y calles y degustar vino después, Oporto es tu mejor opción. La vida diurna y nocturna es para todas las edades y para todos los gustos, ofreciendo locales y lugares multiculturales, refrescantes, acogedores y preciosos. Oporto es una gran ciudad, pero es fácil y rápida para un viaje de un par de días o un par de semanas. Mezcla la elegancia con la decadencia y hay algo por descubrir y por sorprenderte a cada paso que das y cada kilómetro que pasas.

Estas son las 10 cosas que no puedes perderte de esta ciudad



Recorrer el centro histórico

Para recorrer el centro histórico de Oporto, acuérdate de usar zapatillas cómodas y olvídate de usar mapas impresos o digitales. Empieza por la calle que esté más cercana o lejana a donde te estés hospedando y recorre las calles. Si no te decides, empieza por la Calle de Santa Catarina. Puede que los encuentres por tu cuenta o puede que tengas que preguntar, pero en el centro está la Catedral de Oporto, la Iglesia y Torre de los Clérigos, la Librería de Lello e Irmão, el Mercado de Bolhão, la Plaza de la Libertad y el Palacio de la Bolsa. Todos lugares que merecerán la pena cada paso de tu recorrido.


Perderte en el antiguo barrio judío

Piérdete entre la historia, las tradiciones, las curiosidades e influencias más importantes de la economía y la cultura judía de Oporto. Este barrio fue construido fuera de las murallas de la ciudad y durante la Inquisición, esto afectó a la comunidad que regresó en 1753, con el Marquês de Pomba. El barrio judío será una aventura en la que descubrirás un tesoro, la sinagoga secreta en la calle de São Miguel. También podrás visitar la sinagoga más grande de la Península Ibérica (la Sinagoga Kadoorie Mekor Haim) y su museo, que te hará entender mejor la historia del pueblo judío en Oporto.




Admirar el arte urbano de Hazul Luzah

Oporto tiene mucho que ofrecer a todos los viajeros. Sus callejuelas empedradas, sus vinos espectaculares, su encanto antiguo y moderno. Pero Oporto también ofrece uno de los mejores museos al aire libre. Y es que cualquier viajero que visite la ciudad podrá apreciar las vírgenes del famoso Hazul Luzah, los muñeocos de Go, los retratos de MrDheo o los azulejos de Diogo Machado, entre otros artistas locales. Aprecia calle por calle y haz todas las fotografías que quieras. A diferencia de otros museos, no está prohibido.


Trasladarte en barco a São Pedro da Afurada

Hay un lugar de oporto que está a un euro y unos minutos de distancia, sólo tendrás que cruzar el Río Duero. São Pedro da Afurada está junto a Oporto y puedes sentir el paso del tiempo y la nostalgia que eso trae consigo. Para viajar al pasado de este lugar, está el Mercado de Peixe São Pedro da Afurada, pero tendrás que llegar temprano o estará cerrado. Mientras estas en el mercado, tienes que comer en la Taberna de São Pedro, un pescado a la parrilla y un vino de Oporto ñunicos del lugar. Tras comer y antes de regresar a Oporto, pasea por la bonita Praia Nova do Cabedelo.




Disfrutar la vida nocturna en Galerías

La vida nocturna de Oporto se disfruta entre las calles Rua da Galeria de Paris y Rua de Cândido dos Reis. Los locales y los viajeros se mezclan y van de bar en bar o de calle en calle, según lo que les apetezca. Hay bares tradicionales, modernos o alternativos, en los que podrás tomar, bailar o compartir, lo que hace que experimentes algo diferente e impredecible.


Ver Oporto con vista de pájaro

¿Quién no quisiera la vista de un pájaro? Cuando estás de viaje y en una ciudad como Oporto, todos la quisieran. Tú puedes tenerlas y no tienes que pagar nada, si no quieres. La terraza del Hotel Dom Henrique, que está en la Rua do Bolhão y en el decimoséptimo piso del hotel, te ofrece unas vistas 360º sobre Oporto. Si quieres puedes sentarte y comer o tomar algo mientras las ves, siempre que sea antes de las 2:00am.




Conocer la Ribeira y Vila Nova de Gaia

Conocer el barrio de Ribeira, lo que ofrece y cómo conocerás lo que era Oporto en otras épocas, es algo que no podemos describir. Para hacerlo, sigue por sus callejuelas y encontrarás el famoso puente de Dom Luiz I. Crúzalo (por la parte de debajo) y llegarás a Vila Nova de Gaia, en la orilla izquierda del Río Duero. Si Ribeira te pareció encantadora, no tendrás palabras para este lugar, que está en todas las postales de Oporto. Los colores, las texturas, los olores y los sabores son de otro mundo. En Gaia puedes visitar las famosas bodegas, como la Bodega Croft o la Bodega Sandeman, para hacer una cata de vino.


Saborear el plato estrella

Estés viajando por primera o por décima vez a Oporto, tienes que degustar el plato estrella: francesinha. Este plato es un sándwich, pero no es cualquier sándwich. Sobre una rebanada de pan de molde se colocan todo tipo de carnes (jamón cocido, chipolata, mortadela y un filete de ternera o cerdo). También se coloca queso derretido, una salsa picante (de tomate y cerveza) y la otra rebanada de pan. Se puede acompañar con patatas fritas, un huevo frito y una cerveza. Te estarás comiendo una bomba de calorías, pero merecerá la pena cada minuto que gastes quemándola.




Entender la historia a través de los azulejos

Portugal es conocido por sus azulejos azules, pero Oporto es conocido por los mejores. Incluso, la ciudad tiene premios por la cantidad de edificios, como casas y tiendas, que están decoradas con azulejos. Puedes realizar una visita guiada o por tu cuenta, edificio por edificios, para entender la historia de Oporto a través de los azulejos. Empieza por la Capilla de Almas y sigue por la Iglesia de Santo Ildefonso, la Estación de São Bento y la iglesia de Santa Clara, para terminar por la Ordem Terceira de Nossa Senhora do Carmo, uno de los edificios más representativos del estilo rococó de la ciudad. Por ejemplo, la Estación de São Bento, está recubierta con 20.000 azulejos, que te harán entender escenas de la historia portuguesa y de la evolución de sus transportes.


Enamorarte del atardecer

Si sigues las 10 cosas que hacer en tu viaje a Oporto, ya sabrás donde está el Puente de Dom Luiz I. Para enamorarte del atardecer, crúzalo (por la parte de arriba) y llegaras a la parte de arriba del Monasterio da Serra do Pilar. Estarás en un lugar para sentarte y descansar, con vistas del barrio de la Ribeira. Mientras baja el sol, las vistas se hacen más espectaculares. Cuando estés allí, visita el Monasterio da Serra do Pilar, ya que es un lugar único en todo Portugal, debido a que la iglesia y el claustro son de planta circular.



Estos son los 10 que no puedes perderte de Oporto, ¿quieres visitarla? Contáctanos aquí o en las redes sociales y estaremos encantados de ayudarte.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.