PRAGA

Las 10 + 1 cosas que hacer en tu viaje a Praga

Praga es una ciudad que tiene todos los detalles, llena de comida, arquitectura, arte e historia. La capital de República Checa brilla hoy con todo su esplendor y belleza. Esto se puede notar en sus calles, las cuales exclaman variedad en todos los sentidos desde casas coloridas, edificios interesantes y hasta grandes colinas. Todo se mezcla y crea un paisaje panorámico único.

Se trata además de una ciudad europea encantadora y romántica, colorida mires por donde la mires. Si te gusta puedes perderte fácilmente en sus ríos y calles para descubrir la parte más local de la ciudad. Incluso hay varias torres y colinas donde se pueden obtener impresionantes vistas panorámicas. Definitivamente es una ciudad de luces y amor.

Estas son las 10 cosas que no puedes perderte de esta ciudad



Disfruta del Castillo de Praga

Imagina perderte por los pasillos del castillo antiguo más grande del mundo. ¡Así es! Con una superficie de casi 70.000 metros cuadrados; se podría decir que el castillo es como un pequeño pueblo. El paso del tiempo no ha hecho que pierda su glamour. Al contrario, uno de sus puntos más llamativos es que se puede apreciar la historia arquitectónica a través del propio castillo. Tal vez lo más divertido es que cada día, a las 12:00, tiene lugar el Cambio de Guardia. Si te acercas podrás ver un intercambio ceremonial de banderas acompañado con toques de trompeta. Lo mejor de todo es ver a los soldados checos tratando de recordar los movimientos y mantener la cara seria.


Visita el barrio judío de Josefov

Se trata del más pequeño e interesante de los barrios de Praga. Al verlo puedes notar que está lleno de historias intensas y poderosas. A pesar de su oscuridad, no se puede negar su valor histórico. Muchos de los edificios más importantes de las áreas se salvaron de la destrucción, así que caminar a través de este barrio es como un viaje al pasado. Entre sus atracciones, las seis sinagogas albergan una exposición permanente sobre la historia de los judíos, con artefactos históricos, mapas, manuscritos de la comunidad judía y un recorrido virtual por el casco antiguo. Otro lugar interesante es el Cementerio Judío. Durante 300 años fue el único donde podían enterrarse los judíos. Fue fundado en la primera mitad del siglo XV y es el cementerio judío más antiguo de Europa; aun así, está casi intacto.




Piérdete en la parte antigua de la ciudad

No podemos dejar de mencionar el corazón de la ciudad. Staré Město, o Ciudad Antigua es una de las áreas más visitadas gracias a sus atractivas construcciones. Se trata de calles llenas de color como el Callejón de Oro y con creaciones impresionantes como el Monumento de Jan Hus. Mires por donde mires, es muy fácil perderse gracias a la impresionante mezcla de urbanismo y estilo medieval.


Encuentra las esculturas más raras

Caminar por las calles de esta ciudad es toda una experiencia. No es mentira que Praga es una ciudad llena de arte y esto se puede apreciar en cada rincón. La capital Checa es el hogar de numerosas esculturas que cubren una variedad de temas y estilos artísticos. Entre ellas, una de las más famosas se puede pasar por alto si no prestas atención. ¿Es curiosa, no crees? Representa al psicoanalista Sigmund Freud colgando de una mano reflexionando sobre sí agarrarse o soltarse. Si eso no te es suficiente, puedes mirar la estatua del caballo del revés. Se trata de un caballo muerto colgado boca abajo, mientras en su panza se encuentra sentado San Wenceslao.




Prueba todo tipos de cervezas

Puede sonar cliché, pero el dicho ‘’Republica Checa significa cerveza’’ tiene un toque de verdad. La cerveza es para los checos lo que el vino es para los franceses. Sólo basta con entrar a cualquier restaurante y pedir la cerveza de la casa; te sorprenderás con lo buena y barata que es. Piénsalo, ¿qué tal tomarse una Pilsner Urquell junto a un buen trozo de Koleno? Seas un amante o no, existen demasiados tipos de cervezas que no puedes dejar pasar.


Pasa debajo de la Torre de la pólvora

La Ciudad Vieja no sería lo mismo sin su espectacular entrada. La Torre de Pólvora es una de las construcciones más importantes de la ciudad. Tanto así, que aquí comenzaba la coronación y reinado de los futuros monarcas. La torre mide unos 65 metros y recibe su curioso nombre gracias a su antiguo uso como almacén de pólvora.




Relájate en la Isla de Kampa

Cerca del Puente de San Carlos existe un pequeño Oasis en el que puedes perderte o relajarte. La Isla de Kampa es un área romántica, enmarcada por un canal bordeado de antiguos molinos de viento. Es considerada una de las mejores islas urbanas de Europa y se puede ver por qué: es tranquila, acogedora y encantadora. Un lugar ideal para conectar con la naturaleza.


Descubre la Fortificación de Vyšehrad

Cuenta la leyenda que Vyšehrad es el lugar donde nació Praga. Se encuentra en las afueras de la ciudad y no es conocido por muchos turistas. Así que es un buen lugar para tomarse un respiro de la multitud. A pesar de esto, no tiene nada que envidiarle al centro de la capital ya que cuenta con una catedral bellamente renovada, jardines increíbles y vistas impresionantes.




Conoce el Clementinum

Muchas veces se piensa que el Clementinum es un edificio común y corriente, ¡pero no! Se trata de una de las librerías más únicas del mundo. Clementinum es un complejo gigantesco de 20.000 metros cuadrados donde numerosos hombres de renombre venían a estudiar ciencias y arte. Su simple presencia es una muestra de la exquisita arquitectura barroca de la época. Al verla, siempre podrás maravillarte con el laberinto de arcos y ventanas imponentes.


Cruza el famoso puente de San Carlos

Si te gusta lo antiguo puedes visitar el puente más antiguo de Praga, que data de 1357. El puente San Carlos es un hermoso puente que cruza el río Vlatava y conecta el casco antiguo de Praga con Malá Strana. Es el monumento más famoso de Praga y cuenta con mucha historia a través de las 30 estatuas y esculturas que se alinean a ambos lados del puente.




No olvides disfrutar de la plaza de la ciudad

Sin duda, la plaza es una visita obligada para cualquier viajero o turista. Ubicada en la parte antigua de la ciudad, la plaza cuenta con un poco de todo desde personas, comida, arte hasta historia. Es la viva imagen de lo que representa Praga. De día se puede apreciar la alegría de los coloridos edificios y de noche la elegancia de los monumentos iluminados. En sus calles podrás encontrar el famoso edificio del Ayuntamiento, que destaca por su torre de 60 metros y por el reloj astronómico en su fachada. Es un lugar impactante y hermoso, incluso se dice que dejaron al creador ciego para que no repitiera la maravilla de su obra.


Estos son los 10 que no puedes perderte de Praga, ¿quieres visitarla? Contáctanos aquí o en las redes sociales y estaremos encantados de ayudarte.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.