DESCUBRE SUECIA

Bienvenidos a Suecia

Con una amplia línea costera y una extensión mayor a 450.000 kilómetros cuadrados, Suecia es uno de los países más grandes de Europa. Comparte fronteras terrestres con Noruega y Finlandia. Además, el puente Oresund lo enlaza con Dinamarca. Sus límites maritimos son el Golfo de Botnia y el mar Báltico. Sin duda, este país tiene una posición geográfica privilegiada, justo en el centro de la actividad comercial del noroeste de Europa.

Suecia es un país marítimo por excelencia, donde podrás ver el océano casi desde cualquier rincón. Prueba de esto es que Estocolmo, la ciudad capital, emerge sobre 14 islas del mar Báltico. Sus atractivos naturales son tan maravillosos y variados que los suecos basan gran parte de su economía en ellos, desarrollando al máximo una infraestructura hostelera difícil de igualar por sus países vecinos. Además, su territorio está lleno de historias fascinantes que valen la pena descubrir.


Pisar el suelo sueco es trasladarte a las increíbles hazañas de los cuentos antiguos vikingos, y por ese motivo, debes conocer los 7 destinos que, por su singularidad, deberás visitar en tu próximo viaje a este país escandinavo.


¿Qué debes saber sobre Suecia?

  • Moneda: Corona Sueca (SEK)
  • Zona horaria: GMT + 1
  • Idioma: Sueco
  • Electricidad: 230 V / 50 Hz, clavijas tipo F
  • Es un país seguro y en los sitios menos concurridos no son frecuentes los robos, pero en sitios más concurridos tendrás que tener precaución con los carteristas.
  • Los ciudadanos de la Unión Europea no necesitan visado Schengen y la mayoría de los ciudadanos fuera de la Unión Europea tampoco lo necesitan para estancias de 90 días o menos. Para más información sobre visados, consulta aquí.

¿Qué ciudades se destacan en Suecia?

PRÓXIMAMENTE


¿Qué ver en Suecia?


La costa alta de Höga kusten

Esta es una de las costas del mar de Botnia y su nombre la describe muy bien, pues significa Costa Alta. Höga Kusten es la clara muestra de cómo la tierra reclamó su lugar, luchando y venciendo sobre la era glacial de antaño. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad y considerada como zona predilecta de comprensión sobre los procesos geológicos que han provocado la formación de glaciares y la elevación de la superficie terrestre. También destaca por sus gélidos acantilados de granito y su ecosistema boscoso. Cuenta con uno de los puentes colgantes más largos del mundo, que une las localidades deHärnösand y Kramfors. Es un sitio de aventuras donde podrás avistar osos salvajes y castores, mientras disfrutas de la vida salvaje en su mayor expresión.



Marstrand y su ciudad de madera

Es una localidad perteneciente a la costa de Bohusland, fundada en el siglo XII y ubicada entre dos islas. A pesar de tener una población muy pequeña, es catalogada como ciudad debido a su importancia histórica y conocida por su cultura de navegación, y el nulo tráfico de vehículos. Su casco antiguo adornado con coloridas casas de madera y flores exóticas, invitan a recorrer sus calles mientras disfrutas el delicioso olor del mar. Uno de sus atractivos principales es la fortaleza Carlsten, que se alza imponente en una colina en el medio de la isla con una vista espectacular. Esta es una isla para la diversión, ya que, además de admirar su belleza, podrás chapotear en sus playas, disfrutar su excelente gastronomía y aprovechar sus interminables noches de fiesta.



El monumento de Ales Stenar

En el pueblo de Kåserberga, al sur de Suecia, se encuentran los Ales Stenar, una antigua formación de piedras incrustadas sobre un acantilado y alineadas en forma de bote. Se cree que fueron colocadas en este lugar hace 1400 años. Está formado por 59 piezas de piedra de granítica que tienen 67 metros de altura, con un diámetro de 19 metros. Generalmente estas construcciones tienen objetivos funerarios, pero este monumento está vacío. Se cree que se realizó para el descanso de un Rey mítico o como tributo a los jefes vikingos muertos de la época. Además de su fascinante historia, en este lugar también se puede disfrutar de la naturaleza, pues en contraste con el monumento, las verdes praderas que lo rodean son dignas de admirar.



La Isla de Gotland

Esta maravillosa isla se ubica en medio del mar Báltico. Su extensión es de 3100 kilómetros cuadrados con 800 kilómetros de costa. En Gotland se han encontrado miles de restos fósiles que demuestran su existencia desde hace 400 millones de años. En sus paisajes encontrarás playas de arena blanca y muchos jardines salvajes llenos de rosas multicolores y orquídeas que te harán sentir dentro de una postal. Te toparás con las ovejas Gutefar, el ganado autóctono de la zona por su lana usada por los habitantes para fabricar ropa, zapatos e incluso muebles. No puedes dejar de visitar Visby, capital de la provincia de Gotland. En ella podrás caminar entre calles amuralladas, plazas muy características e iglesias antiguas reconocidas como patrimonio de la humanidad.



La Ciudad de Jokkmokk

Jokkmokk pertenece a la Laponia Sueca y se encuentra al norte del Círculo Ártico, que lleva el mismo nombre de su municipio. Es una ciudad llena de contrastes, dándose tanto intensas olas de calor como vientos helados e intensas lluvias. Sus habitantes han desarrollado un estilo de vida agradable y urbano, sin dejar de lado la conexión profunda con la naturaleza que tanto les caracteriza. La cultura sami se deja ver en esta zona, donde aún se cultivan y se usan las plantas medicinales, manteniendo tradiciones de antaño. El más popular es el mercado de invierno, una preciada exposición del arte sami. En esta ciudad podrás hacer senderismo de aventura, nadar en sus cristalinos lagos y maravillarte con la riqueza de su flora grande y diversa. Su jardín urbano detalla cada especie de flor y árbol, lo que lo hace una parada obligatoria.



Nysäter y su mercado medieval

Nysater es una aldea del condado de Varmland. Aunque en la actualidad tiene una población muy pequeña, sus primeros habitantes llegaron a esta zona hace más de 1500 años. Es por esto que el pueblo guarda muchos tesoros arqueológicos, sobre todo en Kungshojden, un túmulo funerario de 400 años de existencia. El lago Gillberga es su joya más preciada. Se convirtió en reserva natural en 1986 gracias a su valor cultural e histórico. Junto al lago encontrarás una vieja iglesia que lleva su mismo nombre y destaca por su elevada torre principal. No te despidas de la aldea de Nysater sin visitar el mercado medieval del pueblo, un lugar comercial que data del siglo XVII y que todavía se conserva intacto, cumpliendo funciones mercantiles.



La fortaleza de Kalmar

Kalmar es una de las ciudades más antiguas del país, ubicada en la provincia homónima. Está rodeada por agua, lo que le otorga un encanto adicional, y en ella, se alza el imponente Castillo de Kalmar. Esta fortaleza renacentista es conocida como la llave del reino sueco, debido a su privilegiada posición en la frontera con Dinamarca, cuando las ciudades de Blekinge y Escania eran danesas. Su estructura actual data del siglo XVI, y cuenta con el techo del salón de oro, una joya renacentista real. En el castillo podrás conocer de cerca la historia sueca y sus torres te regalarán vistas acuáticas majestuosas. En ella se celebran innumerables eventos culturales populares de los cuales disfrutar.



Ahora que sabes qué ver en Suecia, ¿quieres visitar este país? Contáctanos aquí o en las redes sociales y estaremos encantados de ayudarte.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.