ESTOCOLMO

Las 10 cosas que hacer en tu viaje a Estocolmo

Extendida sobre 14 islas que se encuentran sobre el mar Báltico, Estocolmo cuenta con una belleza exuberante en todos sus ángulos. Para muchos de sus visitantes, lo mejor de esta ciudad son los paseos al aire libre, que se pueden realizar atravesando sus bosques, navegando en el mar báltico o visitando alguna de sus islas.

La ciudad es bastante compacta, por lo que no será difícil recorrerla. Además, hay muchas opciones para ello, que van desde una caminata por sus puentes peatonales, un viaje en tren o en barco, hasta una travesía por sus calles adoquinadas de la edad media. Te emocionará encontrarte con el centro histórico, la vegetación de Djurgarden o las preciosas esculturas de Skansen.

Sin duda, este es un lugar con mucho que ver y por eso, hemos preparado una lista de lugares y actividades que formarán parte de tu ruta en tu próxima visita a Estocolmo.

Estas son las 10 cosas que no puedes perderte de esta ciudad



Sumergirte en el centro histórico de Gamla Stan

Fundada en el año 1255, esta zona es conocida como la ciudad vieja. Una localidad de aspecto medieval, famosa por sus coloridos edificios históricos muy cercanos unos de otros que está llena de librerías y antigüedades. La plaza de Stortorget es una parada obligatoria, pues es considerada por muchos el lugar más bonito del centro histórico. Está estar rodeada de llamativas casas que datan del siglo XVIII y que sin duda le otorgan un encanto particular. Dar un paseo en Gamla Stan resulta un verdadero placer, especialmente también al recorrer la calle Mårten Trotzigs Gränd, que con un ancho de 90 centímetros es la más estrecha de Estocolmo.


Conocer el Museo al aire libre de Skansen

Ubicado en la isla de Djurgarden, este museo fue fundado en el año 1891 para mostrar en 300.000 metros cuadrados la forma de vida de Suecia en los últimos siglos. Skansen alberga más de 150 construcciones suecas, que recrean desde los humildes pueblos granjeros hasta las imponetes residencias de la nobleza. Podrás divertirte visitando los barrios de la ciudad, tal como lucían en la época medieval. Por último, en tu paso por la isla, debes visitar Blå porten, una joya arquitectónica cuyo interior es un espectacular jardín bohemio donde disfrutarás deliciosos postres y comida mediterránea. Sin duda es un lugar ideal para visitar en tu estancia en Estocolmo.




Cruzar los 57 puentes de la ciudad

Estocolmo no es una ciudad común, pues está formada por 14 islas e islotes perfectamente unidos por 57 puentes. Está particularidad hace que la mejor manera de descubrir sus encantos sea un recorrido completo para cruzar estos pasajes elevados sobre las aguas del mar Báltico o del lago Mälaren. Decidas cruzarlos en barco o en un paseo vespertino, cada puente te ofrecerá una vista panorámica magnifica de las distintas islas que forman esta gran ciudad. Algunas más pequeñas que otras, pero todas con una historia grabada en sus calles que merece la pena ser conocida.


Ver el cambio de guardia del Palacio Real

Es el edificio más representativo de la capital sueca y sus orígenes se remontan a principios del siglo XVIII. Cuenta con 1430 habitaciones, de las cuales 660 poseen ventanales que ofrecen hermosas vistas al exterior de la construcción. En tu paso por Palacio Real, no puedes perderte el cambio de guardia que se realiza diariamente en horas del mediodía y que, en ocasiones, se engalana con un desfile previo de la Guardia Real y la Caballería que recorren el centro de la ciudad acompañados por una banda militar. Sin duda es un espectáculo sin precedentes para no perderte.




Visitar el Mercado local de Östermalms Saluhall

La gastronomía es uno de los fuertes de esta ciudad y el mercado de Ostermalms Saluhall es una muestra palpable. Fue construido en el año 1888 y aún conserva la decoración de aquella época. Mantiene las diferentes tiendas clásicas de alimentos frescos y variados, además de muchos restaurantes y cafeterías acogedoras. No puedes despedirte de él sin probar las exquisitas albóndigas con salsa de nata y patatas, aderezadas con una deliciosa mermelada de arándanos, o sin degustar el mejor arenque frito de toda Suecia en el Nystekt Stromming. Sin duda recorrer este lugar será un verdadero gusto al paladar.


¡SUSCRIBETE AHORA!


Únete a nuestra lista de correos ahora para tener acceso a nuestro contenido más exclusivo






Recorrer el Barrio local de Södermalm

Södermalm es el barrio bohemio más poblado de toda Escandinavia y está considerado como uno de los más modernos de Estocolmo. Esta es una zona tranquila y acogedora, cuyo encanto reside en perderse por sus calles adoquinadas, admirar las vistas que ofrece la ciudad vieja y dejarse atrapar por la belleza de sus parques y plazas. Además de dar un paseo inolvidable, podrás visualizar la moda espectacular de esta región en sus tiendas de diseño, disfrutar de una buena comida y disfrutar del ambiente nocturno que ofrece el lugar.




Descansar en los miradores de Söder Mälarstrand y Monteliusvägen

Visitar estos miradores es una experiencia relajante y cautivadora. El Söder Mälarstrand colocará ante tus ojos una hermosa panorámica del Gamla Stand, mientras recorres su zona residencial llena de jardines majestuosos. Por otro lado, el Monteliusvägen ofrece una vista espectacular de la ciudad, especialmente de la Isla de Kungsholmen, el ayuntamiento y la bahía. Además, disfrutarás de uno de los atardeceres más coloridos que hayas visto. Son lugares dignos de admirar que dejarán enmarcadas en tu mente, las mejores imágenes de Estocolmo.


Disfrutar del ambiente divertido en el barrio de Östermalm

Actualmente es la zona más elegante de la ciudad. Sus amplias calles están rodeadas por casas y edificios de ensueño, construidas en el siglo XVII y ocupadas por familias de clase alta. El punto más concurrido de este barrio es la plaza Stureplan, lleno de bares, discotecas y restaurantes de mucho prestigio que harán de tu visita, aún más fascinante. Una visita obligada es el Club al aire libre Trädgården, que ofrece una experiencia inigualable al hacer deportes, bailar y disfrutar de rica comida vegetariana. Todo en un mismo lugar.




Hacer un “fika” como un local más

En Suecia, Fika significa hacer una pausa para tomar café y merendar, preferiblemente bien acompañados. Este es un aspecto cultural de los locales, puesto son considerados los mayores consumidores de café en el mundo. En tu paso por la capital del país, debes tomarte un tiempo para “fikar” a gusto, ya que hay una oferta enorme para hacerlo. Puedes visitar el Kaffekoppen, que es el lugar más típico y se encuentra en la parte vieja de la ciudad, ir a Vete-Katten, una pastelería de lujo fundada en 1928 y detenida en el tiempo o al Kaffe Verket, considerado como uno de los mejores cafés del país. Esta es solo una muestra de lo que vas a encontrar cuando decidas hacer tu ruta fika por Estocolmo.


Descubrir el Museo Vasa

Fue fundado en 1990 con el objetivo de custodiar el Navío de Vasa, un galeón de madera construido en el año 1628, que naufragó en su viaje inaugural. Después de 333 años debajo del agua, es la única embarcación de guerra que se mantiene prácticamente intacta en la actualidad. Esta joya artística conserva casi la totalidad de sus piezas originales y cuenta con cientos de esculturas talladas. El museo también alberga diferentes exposiciones que cuentan la interesante historia de esta enorme construcción acuática. Si te gustaría conocer el pasado de esta región, este lugar será ideal para ti.



Estos son los 10 que no puedes perderte de Estocolmo, ¿quieres visitarla? Contáctanos aquí o en las redes sociales y estaremos encantados de ayudarte.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.